La Jornada

Un Proceso de Discipulado Hacia Crecimiento Espiritual y Desarrollo Personal

somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor
2 Corintios 3:18

¡Viene Pronto!
Una guía simple que le llevará de gloria en gloria hacia su crecimiento espiritual y transformación por medio de los recursos aquí ofrecidos.

La vida es una jornada de crecimiento continua.  Por medio de LA JORNADA proveemos herramientas y un camino simple que le guiará a usted, familia, grupo y/o Iglesia en su jornada como un discípulo de Cristo.

Dios nos ha dado un plan para que cada individuo pueda realizar la visión en su propia vida y también facilitarlo en la vida de otros. Hemos llamado a este proceso, LA JORNADA la cual está diseñada con el fin de ver a cada persona creciendo y madurando en su caminar con Cristo.

LA JORNADA dará al creyente las herramientas que necesita para vivir libre, sano, y espiritualmente lleno del poder de Cristo y lo conectará al plan y propósito de Dios para su vida; además le dará la preparación necesaria para servir a Dios con eficiencia, pasión y poder.

Nuestro deseo es que, a través de su participación en LA JORNADA, usted crecerá más íntimamente en relación con Dios, siendo transformado por Su Presencia y Palabra. Al profundizarse en su caminar con Cristo se encontrará realizando el propósito para el cual fue creado. Estamos seguros que cualquier persona que pasa por este proceso y aplica los materiales y enseñanzas disponibles de Alimenta Mis Ovejas, experimentará la plenitud de la salvación, la cual incluye: SALVACIÓN, SANIDAD, LIBERACIÓN, SER DISCIPULADO, SER EQUIPADO y CO-MISIONADO para servir ¡AMÉN!

Dios nos ha dado un proceso con los siguientes pasos de: CONOCER, CRECER, SERVIR y SER LIDER. Las clases están diseñadas para su sanación, liberación y transformación, pero está en usted tomarlas en serio y aplicarlas en su vida. Tomando un día y un paso a la vez dejando que Dios lo lleve por medio del proceso de transformación formando en usted el amor e imagen de Cristo, cumpliendo el propósito para el cual usted fue creado.

¡Viene Pronto!